Ruta: Venta Palma - Malascamas - Barranco Malinfierno - Cortijo de los Nacimientos.
          P. N. de las Sierras de Tejeda, Almijara y Alhama

Recorrido: 19 km

Tiempo: 07:30

Fecha: Septiembre 2.017

Bibliografía: La ruta coincide con la número 40 de la Guía del Excursionista de las Sierras Tejeda y Almijara, de Rafael Flores Domínguez. Editorial la Serranía.

El punto de inicio de la ruta lo encontramos en el arroyo del Cerezal; para llegar a este tomaremos la pista que parte junto al Hotel Restaurante los Caños de la Alcaicería, en el kilómetro 35 de la carretera Zafarraya – Alhama de Granada. Seguiremos las indicaciones para la subida a la Maroma desde el Robledal. Próximos al Robledal, tomaremos un desvío a la izquierda con indicaciones al Cerezal Alto. Continuaremos por la pista que desciende hasta el arroyo del Cerezal, justo unos metros antes, hallamos un ensanche donde dejamos el coche. Echamos a andar cruzando el arroyo, que lleva poca agua. El otoño se inició esta semana y aún no han comenzado las lluvias.  

La pista que nos ha traído hasta aquí sube al cortijo de Venta Palma que será nuestro camino de vuelta. Para la ida, tomamos una bifurcación a la derecha que se inicia a pocos metros del arroyo, tras cruzar una portilla. 

Avanzamos por otra pista que abandonamos al poco tiempo tras un giro a la izquierda. 

Ya por sendero, vamos ganando altura. Hacia atrás vemos el cortijo del Cerezal. Entre los pinos se atisba nuestro coche. Un poco más hacia el este, el cortijo Venta Palma, donde muere la pista tras cruzar el arroyo del Cerezal y en el que vemos algunos trabajadores restaurándolo. 

Ha amanecido con unas nieblas bajas, que poco a poco van elevándose y desapareciendo. 

La imagen de la Maroma de la que disfrutaremos durante todo el día es espectacular. 

El camino se empina bastante, 

Continuamos con la subida, pasando por un llano donde hallamos la Majada de las Piletas. 

La loma por la que progresamos se sitúa entre los barrancos de Cueva de Parra a la derecha y el de las Piletas a nuestra izquierda. 

La Maroma casi oculta por las nieblas. 

El sendero se pierde a veces, pero nos limitamos a seguir algunas de las veredillas de cabras siempre en la misma dirección que traemos hacia el sur. Alcanzamos un segundo llano. 

En Cerro Gordo, a la altura de un pequeño abrigo,  

la senda desciende. 

Delante nuestra vemos el Cerro de los Machos que rodearemos por la derecha. 

Nos encontramos en la Colada de Alhama a Sedella. 

Alcanzamos Los Arehalejos, un llano donde se encuentra la cabecera del barranco, 

ganando vistas a la cara oriental del Malascamas. 

Comenzamos de nuevo a ascender dejando atrás los dos cerros entre los que nos ha traído la senda. 

Vemos un curioso hito hacia el que nos dirigimos. 

Impresionante cara este de la Maroma, a la que hemos subido en distintas ocasiones, destacando la que hicimos en 2.014 desde El Robledal pasando por Donabuelo. Enlace

Rascavieja, Adenocarpus decorticans, endemismo bético-norteafricano muy abundante por la zona. 

Nuestro siguiente hito es el Puerto de Santiago, 

aun no lo vemos, pero sólo debemos seguir en la misma dirección que traemos hacia el sur. 

Lo que si distinguimos a los pies del Malascamas es el collado Albucaz, desde donde atacaremos la cumbre. 

Próximos al puerto pasamos por unos abrevaderos/bañeras. 

En el Puerto de Santiago o Puerto de Sedella, donde encontramos un antiguo vallado con una portilla que da paso a la pista que sube desde las Llanadas de Sedella.  

 Costa del Sol.

A nuestra espalda el Cerro de Santiago y al oeste el Cerro Albucaz. Nos dirigiremos hacia este último, sin pasar al otro lado del vallado, siguiendo la vereda que discurre paralela a esta. 

Podemos hacer toda la subida hasta el cerro de Albucaz o como en nuestro caso, nos dejamos caer un poco a la izquierda para enlazar con otra senda que se dirige hacia el puerto Albucaz, collado que hay entre el Malascamas y el cerro Albucaz. 

Un tramo del sendero se encuentra oculto por las rascaviejas y agracejos. 

El Cerro Malascamas presenta dos cumbres, en la de la izquierda es donde se halla el vértice geodésico. 

Desde el collado hay bonitas vistas 

a la Maroma, 

Sierra de Játar con su máxima altura del Cerro la Chapa. 

Detrás, casi cubierto por las nubes el Cerro Lucero. 

Desde el mismo collado estudiamos el terreno antes de iniciar la subida al punto más alto de nuestra ruta. 

Optando por seguir una pisada que en diagonal se dirige hacia una zona intermedia entre las dos cumbres. 

Primero nos acercamos a la cumbre que tiene el vértice geodésico. 

Cerro Malascamas (1.792 m). 

Alhama de Granada. 

Pantano de los Bermejales. 

Cerro Albucaz. 

Maroma. 

Sierra de Játar. 

Tras las fotos de rigor, nos vamos hacia la cumbre opuesta. 

Una vez aquí decidimos no volvernos e iniciar el descenso desde esta zona. 

De vuelta al puerto, tomamos el carril que baja hacia el cortijo Haza del Aguadero. 

La pista se encuentra en muy mal estado con mucha piedra suelta. 

El cortijo también se encuentra en estado ruinoso, a excepción de una pequeña construcción. 

En Haza del Aguadero, confluyen varios arroyuelos que originan el barranco de Malinfierno. 

Nuestra ruta continua por la pista que desciende desde el cortijo junto al barranco de Malinfierno. La pista prácticamente desapareció tras las fuertes lluvias de 2010, 

así que acabaremos caminando por el lecho del barranco. Son muchas las veces que tendremos que cruzarlo, aunque como lleva poca agua, tampoco tenemos mayor problema. 

Atravesamos una zona encajonada donde se distinguen perfectamente los dos tipos de rocas existentes, 

a un lado las tobas calcáreas, rocas calizas muy porosas 

y al otro, mármoles blancos. 

El barranco se abre, facilitándonos la marcha, 

para terminar enlazando de nuevo con la pista. 

No llevamos muchos metros recorridos cuando veremos una senda a la izquierda, 

que desciende al cauce, ahora ya del río Alhama, también conocido como río Merchán, 

muy ancho y con cantos rodados, por donde progresamos. Obviamos un par de carriles que parten a izquierda y derecha, desde el mismo cauce, 

para salirnos por el siguiente por la izquierda. 

La pista nos acercará hasta el cortijo de los Nacimientos. 

En el cruce giramos a la izquierda siguiendo la pista que asciende. 

Pasamos por una zona de almendros 

y una era. 

Cortijo del Cerezal Bajo desde la pista. 

Bonito ejemplar de roble junto al camino. 

El cortijo de Venta Palma nos indica que vamos acercándonos al final. 

Lo rodeamos por la derecha, 

para acabar bajando al arroyo del Cerezal, junto al que habíamos iniciado la ruta. 

Nos vemos en las Montañas

Rutas por la Sierras de Tejeda, Almijara y Alhama

Otras Rutas

Página Principal