Ruta: Monte Jaizkibel desde el Santuario de Guadalupe, Hondarribia, Comarca del Bajo Bidasoa, Guipúzcoa. Pirineo Vasco.

Recorrido: 8,5 km

Tiempo: 02:30

Fecha: Junio 2.021

En nuestro periplo por el País Vasco, hoy nos vamos hasta Hondarribia, con la intención de subir el monte Jaizkibel o Jaizquibel, un clásico del senderismo en la provincia de Guipúzcoa. Dejamos el coche en el aparcamiento del Santuario de Guadalupe, del siglo XVI, dedicado a la patrona de Hondarribia. Fue destruido y reconstruido varias veces siendo la construcción actual del siglo XIX.  

Desde el mirador del santuario tenemos buenas vista de la bahía de Txingudi con el pico Larrún asomando por detrás 

y de las Peñas de Aia

Desde el aparcamiento echamos a andar por un carril hormigonado. 

La ruta coincide con el Camino del Norte que va a Santiago de Compostela, en la primera etapa española que va de Irún a San Sebastián. A la altura de una señal tenemos dos opciones, continuar por la pista siguiendo el camino tradicional o bien seguir el sendero que se interna en el bosque y asciende a Jaizkibel.  

El monte Jaizquibel se halla situado junto al Mar Cantábrico, al oeste de la desembocadura del río Bidasoa. En su falda se encuentran las poblaciones de Hondarribia, Irún, Pasajes, Rentería y Lezo. 

Se trata del monte más alto de la costa cantábrica y el segundo monte costero de mayor altitud de España, tan sólo superado por Vixía de Herbeira en Galicia. 

Su silueta es visible desde alta mar y desde las cercanas costas vasco-francesas. Existen rutas en barco que recorren la costa de Jaizquibel disfrutando de las panorámicas del monte y sus acantilados desde el mar.  

Torre Erramuzko, uno de los cinco torreones construidos para vigilancia del fuerte San Enrique durante la guerra carlista, que estuvo emplazado en la cumbre del monte Jaizkibel, hoy en ruinas.

Bahía de Txingudi y costa francesa. 

Cumbre de Erramutz (386 m). 

Cerca del vértice hay un bunker. 

Las antenas nos marcan nuestro objetivo. 

En Jaizkibel existe un conjunto megalítico formado por varios dólmenes y cromlechs. 

La senda nos llevará hasta un monolito. 

Se trata de un monumento a Mendizabal. 

Descendemos hacia un collado, para inmediatamente continuar ascendiendo.  

Torre de Santa Bárbara. La segunda y última que visitaremos. Las otras tres no nos pillan de paso. En esta hay una escalera que nos permite subir a la azotea que hace de mirador.

Vemos los restos de lo que fue el antiguo parador provincial de turismo de Jaizkibel, inaugurado en 1955 se derribo en 1998 tras años de pérdidas e intentos de reconvertirlo en centro de turismo verde.

Peñas de Aia. 

Costa vasca. 

Meseta cimera de Jaizquibel que hemos recorrido. 

Continuamos hacia el parador; hasta el que llega una carretera asfaltada, por lo que se acerca mucha gente para asomarse al mirador.   

A partir de aquí la pendiente se acentúa bastante.  

Llegando al que se considera el fin occidental de los Pirineos. 

Jaizkibel (545 m). 

San Sebastián no queda muy lejos. 

Monte Gorbeia.

La cumbre se encuentra dentro de los restos del fuerte de San Enrique, del que hoy sólo quedan algunas piedras en pie. 

Para la vuelta teníamos pensado bajar hacia el sur y enlazar con una pista que nos llevaría de regreso hasta el santuario, pero viendo lo bueno que nos ha salido el día, preferimos volver por el mismo camino de la ida, para seguir disfrutando de las vistas.  

La Clásica Ciclista San Sebastián incluye siempre la subida al alto de Jaizkibel, máxima dificultad de la prueba. 

Al no parar en las torres y miradores como en la ida, el descenso resulta rápido. 

Últimas vistas a la Bahía de Txingudi, 

antes de internarnos en el bosque y tomar el cortafuegos que nos dejará en las proximidades del Santuario de Guadalupe que ahora visitamos.

Virgen de Guadalupe, patrona de Hondarribia. 

Como la ruta no ha sido larga, decidimos irnos a visitar Hondarribia. La ciudad se encuentra en la Bahía de Txingudi, formada por la desembocadura del río Bidasoa, que hace de frontera natural con Hendaya en Francia. Entramos por la Puerta de Santa María, una de las dos que tenía Hondarribia.

A un lado la escultura del Hatxero (soldado zapador) nos da la bienvenida. 

Por encima de la puerta, el escudo de la ciudad coronado por la virgen de Guadalupe y reloj de sol. 

Tiene dos barrios históricos, la Parte Vieja o Casco Viejo y el Barrio de la Marina o de la Portua.

Casa consistorial. 

El Casco histórico está declarado como Conjunto Monumental y se haya amurallado.  Castillo de Carlos V, actualmente destinado a Parador de Turismo y

Plaza de Armas. 

Por detrás sobresale la Iglesia parroquial de Santa María de la Asunción y del Manzano. 

Plaza Gipuzkoa.

Las murallas que rodean el casco histórico datan de los siglos XVI-XVII. 

Recorremos sus calles empedradas con bonitas casas con balcones de hierro forjado. 

Bahía de Txingudi. 

El Barrio de la Marina o de la Portua era el tradicional barrio de pescadores. La Calle San Pedro es el centro neurálgico de la ciudad con sus balcones de colores y muchos bares donde poder comer algo.  El color en los balcones tiene su origen en el aprovechamiento de la pintura que sobraba al pintar los barcos. La calle Santiago fue la primera fuera de la ciudad por donde pasaban los peregrinos del camino de Santiago. 

Nos vemos en las Montañas  

Rutas por el País Vasco

Otras Rutas

Página Principal