Ruta: Volcanes La Caldereta y Caldera Blanca. Parque Natural de los Volcanes, Lanzarote.

Recorrido: 10,2 km

Tiempo: 03:30

Fecha: Noviembre 2.018

Para nuestra primera toma de contacto con la isla, elegimos la subida a Caldera Blanca. Se trata de una ruta fácil, así que directamente del aeropuerto nos vamos hasta Mancha Blanca, en el municipio de Tinajo. A la salida del pueblo, en dirección al Centro de Visitantes e Interpretación de Mancha Blanca, parte una pista (camino al cráter en google maps) que nos acercará hasta el punto de inicio de la ruta, donde hallamos un aparcamiento. Para ser un viernes laborable de noviembre, hay muchos coches, pero al ser tarde, nos cruzamos con algunos que vienen de vuelta. De encontrarnos el parking completo habría que dejar el coche quizás en el pueblo, o volver otro día más temprano. 

La senda está muy marcada y veremos varios paneles informativos durante todo el recorrido. 

El paisaje es impactante, pues estamos rodeado de un mar de lava de color oscuro, 

con multitud de caprichosas formas, fruto de las erupciones del Timanfaya en el s. XVIII.

Los líquenes son uno de los primeros seres vivos en colonizar las lavas recientes. 

Llegamos a una zona en la que cambia el color de la roca volcánica y aparece vegetación. 

Se trata de lavas más antiguas, que las erupciones más recientes no pudieron cubrir. 

Llegamos al Volcán de La Caldereta, más pequeño que Caldera Blanca y con la zona sur completamente erosionada, por lo que prácticamente desde el sendero que traemos tenemos vistas al cráter. 

Dejamos La Caldereta a la izquierda para dirigirnos hacia el cráter de Caldera Blanca. Se puede ver perfectamente hasta donde llegaron las lavas de las erupciones del s. XVIII. 

Al fondo la Montaña Teneza. 

La imagen de Nuestra Señora de Los Dolores también conocida como Nuestra Señora de Los Volcanes, venerada en Mancha Blanca y patrona de Lanzarote, fue sacada en procesión en 1.736, con la intención de dirigirse a las corrientes de lava y magma, donde los vecinos hicieron la promesa de construir una ermita a la Virgen de Tinajo si conseguía detener las tan temibles lavas. Un individuo se adelantó y clavó una cruz de madera. Cuando el río de lava llegó a la cruz, se detuvo y se desvió hacia zonas cubiertas de escorias de anteriores erupciones, dejando de lado las tierras pobladas. 

Las promesas hechas a la Virgen, días después se olvidaron. Cuenta la leyenda que una mujer enlutada, un día se acercó a una niña que cuidaba del rebaño de cabras, la saludó amablemente y le dijo: "'Niña, ve y diles a tus padres que cumplan los vecinos la promesa de construir la ermita, pues de lo contrario correrá el volcán de nuevo." La niña le contó esa extraña aparición a sus padres, pero éstos no la creyeron. Días más tarde, la niña vuelve a ver a la mujer vestida de negro que le dice la misma advertencia, pero ella le comunica que se niega a dar tal comunicado puesto que sus padres la habían reñido. Pero la mujer de luto, puso su mano sobre los hombros de la niña diciéndole: "Ve, ahora te creerán." Los padres de la niña se quedaron impresionados, sorprendidos de ver la mano, que mostraban los hombros de la niña. De inmediato, la niña fue llevada al templo matriz para mostrarle todas y cada una de las imágenes de la Virgen María; la cual se quedó atónita al ver a la misma mujer que días atrás le había comunicado tantos recados. A partir de ese momento todos los vecinos se afanaron por edificar la ermita, obra que tardó alrededor de 10 años de construcción. El milagroso acontecimiento corrió por toda la isla, y la devoción hacia la Virgen de los Dolores se incrementó en todos los ámbitos. 

En primer plano a la derecha el Volcán de La Caldereta. Al fondo de izquierda a derecha Montaña Teneza, Montaña Timbaiba, Montaña Tinache y Montaña Tamia. 

Montaña Teneza con zoom. 

Llegamos al cráter. 

Hemos leído en uno de los paneles, que se trata de un edificio volcánico Hidromagmático, que se caracteriza por conos achatados y cráteres de gran tamaño debido al aumento de la explosividad al interaccionar agua y magma. 

La imagen es impactante; 

el cráter que recorremos en su totalidad, tiene un diámetro aproximado de 1.200 metros, siendo el más grande de toda la isla de Lanzarote. 

Se puede recorrer sin problemas, a no ser que hiciera mucho viento, cosa que no ocurre hoy. 

Vértice geodésico de Caldera Blanca (478 m). 

La senda se aproxima ahora hacia el collado que nos separa del Volcán de Risco Quebrado;  

como las vistas van a ser prácticamente las mismas, lo dejamos de lado y así tener más tiempo para encontrar el apartamento que hemos alquilado en Nazaret, antes de que oscurezca. 

Progresamos por el cráter, disfrutando de las vistas desde diferentes ángulos. 

El camino “oficial” no cierra el cráter en su totalidad, sino que se deja caer hacia la izquierda, buscando un sendero que rodea el volcán por el norte y que termina enlazando con el camino de ida. 

Nosotros optamos por terminar de cerrar el círculo,  

iniciando el descenso por el mismo camino de subida. 

Una vez en la base de Caldera Blanca, giramos a la izquierda, para recorrer parte del camino de vuelta,  

hasta su confluencia con la senda de la mañana que nos guiará hasta nuestro coche. 

Ya en el coche, paramos en Mancha Blanca para visitar la Ermita y Santuario de Nuestra Señora de los Dolores, donde se encuentra la venerada imagen de Nuestra Señora de los Dolores, también conocida como Nuestra Señora de los Volcanes, Patrona de la isla de Lanzarote. 

Nos vemos en las Montañas  

Rutas por Canarias

Otras Rutas

Página Principal