Ruta:   Embalse Corumbel Bajo - Río Tinto - Cerro Salomón. Cuenca Minera de Río Tinto

Recorrido: 19,5 km

Tiempo: 07:30

Fecha: Mayo 2.018

Coordinadores: Antonio Giráldez y Juan A. Mena 

Para el Fin de Semana Temático en la Cuenca Minera de Río Tinto con nuestro club Pasoslargos, hemos elegido para el primer día un recorrido por su Paisaje Protegido. 


El autobús en el que hemos llegado ha salido de Ronda, pasando por Utrera para recoger a los que venimos de Sevilla y Cádiz; nos deja en una explanada en la carretera HU-4103 de La Palma del Condado a Berrocal junto al embalse Corumbel Bajo.

Se nos ha unido Antonio López, de la Asociación Pro Vía Verde del Río Tinto, gran conocedor y amante de todo lo referente a Río Tinto, que era nuestro guía de lujo para hoy.

Al otro lado de la carretera, remontamos la ladera para dirigimos hacia el cauce del Río Tinto,


En unos veinte minutos llegamos al Molino y presa del Cascajal.


Molino harinero construido de piedra.

Junto a los molinos se construían pequeños diques para aprovechar el agua. 

Construidos en los siglos XVI y XVII, su época de esplendor la encontramos entre los siglos XVIII y XIX. Desde finales del XIX hasta comienzos del siglo XX, la actividad cesa, con la llegada de la Revolución Industrial, la pérdida de los mercados coloniales y la introducción de nuevos sistemas productivos. 

El siguiente molino por el que pasamos es el de las Cabezuelas. 

<

Río Tinto nace en la sierra de Padre Caro en Nerva y tras recorrer casi 100 km llega hasta la ría de Huelva, vertiendo sus aguas al río Odiel. 

La vía tenía que superar un desnivel de 320 metros desde su desembocadura en Huelva hasta la estación de Río Tinto, salvando las grandes y empinadas sierras del Andévalo, mediante la excavación de las conocidas como trincheras. 

Casa de Manantiales. 

Estación de Manantiales. 

En fechas anteriores de la construcción del Ferrocarril la conexión de la Comarca de Riotinto con el puerto de Huelva para el transporte del mineral y abastecimiento de la zona se producía mediante diligencias, carros de bueyes o a lomo de mulas hasta unos kilómetros antes de llegar a Valverde del Camino para enlazar con el ferrocarril de Buitrón y bajar hasta San Juan del Puerto, donde mediante barcazas recorriendo el tramo final del Río Tinto se llegaba hasta los barcos atracados en el puerto de Huelva. 

Llegamos al Puente Manantiales, construido en 1888 y reformado 1931 con 50 metros de longitud. Tenemos que cruzar en fila por las traviesas centrales de madera, porque las plataformas metálicas laterales se encuentran en muy mal estado.  

Si el río llevara poca agua, que no fue nuestro caso, se podría salvar el puente cruzando el cauce. No es nada recomendable para niños y personas con vértigo. 

Con la compra de la mina de Río Tinto por parte del consorcio británico denominado Río Tinto Company Limited, se inició la construcción de la vía de ferrocarril para la comarca de la Cuenca minera para transportar la gran producción minera hasta el puerto de Huelva.  

Su construcción se inició en 1873, acabándose en 2 años. Con 84 Km de largo, también se utilizo para el transporte de viajeros, en 1964 comenzó su declive con la construcción del Polo Químico de Huelva dejando de funcionar completamente en 1984. 

Antiguos Lavaderos cercanos a la vía. 

Lo más llamativo sin duda de Río Tinto que debe su nombre al color de sus aguas, son la combinación de tonalidades debidas al alto contenido, en sales ferruginosas y sulfato férrico que, junto a la escasez de oxígeno, otorgan un pH muy ácido. 

Los microorganismos que habitan sus aguas son un desafío para la ciencia. Los análisis han revelado que las condiciones en las que viven estos microorganismos corresponden a un modelo antiquísimo,  

que reproduce el medio en el que se desenvolvió la vida en la Tierra durante el periodo Arcaico. 

Caserío Cortesitas. 

El Túnel Salomón con 164 m de longitud salva el cerro homónimo. 

Al otro lado del túnel nos topamos con el Puente Salomón. En 1888 una riada que afecto al río Tinto provocó el derrumbe del antiguo puente de Salomón.  

En el mismo año se construyó el nuevo, que fue mejorado en 1932 con la construcción de un pilar central para aumentar su resistencia y permitir el paso de convoyes y máquinas más pesadas. 

Actualmente se encuentra en muy mal estado, por lo que sería una temeridad intentar cruzarlo. 

Nosotros ascenderemos por una senda hasta la parte alta del Cerro Salomón para mejorar las vistas y bajando hacia el otro lado, para iniciar el camino de vuelta, que coincide con el de la ida. 

Desde lo alto de esta loma y con el túnel bajo nuestros pies tenemos una fenomenal vista de un gran meandro que realiza el río Tinto para esquivar el Cerro Salomón. 

Descendemos hacia el suroeste, para enlazar con el camino de ida. 

La Fundación Río Tinto en su afán de salvaguardar el patrimonio histórico minero de la comarca ha recuperado 12 Km. de la antigua línea comercial de Riotinto; realizando viajes en locomotoras y vagones restaurados del parque móvil de la antigua compañía minera realizando viajes por el curso del Río Tinto. Es el llamado Ferrocarril Turístico. 

La agencia espacial norteamericana NASA ha estudiado estas formas de vida, debido a la probable similitud entre sus condiciones ambientales y las que podrían darse en el planeta Marte. 

Alrededor del curso alto se sitúa Corta Atalaya, uno de los proyectos más ambiciosos de la Río Tinto Company Limited, que en su día fue la explotación a cielo abierto más grande de Europa. Fue explotado por los Tartessos y, sobre todo, por los Romanos. 

Nos vemos en las Montañas

Rutas por Rio Tinto

Otras Rutas

Página Principal