Ruta:  Inishmore. Aran Islands. República de Irlanda

Recorrido: 25 km

Tiempo: 04:00

Fecha: Junio 2.017

Aunque habíamos leído que lo más recomendable era tomar el Ferry en la Bahía de Galway, al estar alojados en Ennistimon, a tan solo 15 km de Doolin, optamos por reservar en DoolinFerries.com. (25 €/persona el billete de ida y vuelta) .

Nuestra media por las carreteras irlandesas suele ser 1 km/minuto, aunque a veces resulta hasta difícil mantener la media.   

Llegamos al Puerto de Doolin con tiempo suficiente para recoger los billetes y dar un paseo por las inmediaciones. El parking es de pago. 

Nuestro barco. En la web parecía más nuevo y bonito. 

Las islas de Aran son 3 Inis Oirr, Inis Méain e Inis Mór. 

La más cercana a nuestro puerto de salida es la de Inis Oirr. 

Su nombre deriva de "Inis Oirthir" que significa Isla del Este y tiene aproximadamente 250 habitantes. 

Esta isla es una buena opción para quienes no tengan mucho tiempo, se llega en sólo 40 minutos y al ser la más pequeña de las tres, su visita es más corta. Nosotros tenemos todo el día, así que hemos optado por Inis Mór, la más lejana. 

Nuestro barco entra en puerto y deja a algunos turistas, que nada más desembarcar se acercan a una escalerilla donde un chico juega con un delfín.  

Continuamos la travesía mientras una avioneta pasa por nuestras cabezas. Esta es la opción más rápida para llegar hasta las islas. 

El delfín se ha cansado de jugar con el niño y nos sigue un rato. 

La siguiente de las islas es Inis Meáin (Inis Maan), situada en el centro con una población de unos 225 habitantes, la menos poblada y también la menos turística .  

Aquí no baja ningún turista, tan sólo algún habitante de la isla, aparte de descargar algunos víveres. 

Retomamos la navegación, pasando por un pequeño islote con faro, tras el que se encuentra la isla de Inishmore, en gaélico Árainn o Inis Mór, con una población de 840 habitantes. El viaje nos ha llevado 1:35 horas.

Hay tres formas de recorrer la isla en un día: alquilando una bici, con un “bus tour” o en un coche caballos. Optamos por las bicis, así que tras desembarcar alquilamos dos bicis y nos ponemos a recorrer la isla. 

Al poco tiempo vemos esta iglesia en ruinas a un lado de la carretera. 

Tomamos un desvío para acercarnos hasta el Faro de Dún Árainn (Fuerte de Árain) 

y Fuerte de Dún Eochla. 

El paisaje es totalmente llano, sin árboles, con los colores grisáceos y ocres de la roca caliza salpicados con algo de verde. Todo con el característico “formato de mosaico”, debido a los muros de mampostería en seco que separan las diferentes propiedades, cuyo origen se remonta a los tiempos de hambruna del s. XIX en los que la tierra fue redistribuida.  

Playa por la que pasamos, desde donde parte la carretera que utilizaremos a la vuelta. 

Ya vemos arriba de la colina el Fuerte de Dún Aonghasa (Dún Aengus), 

aunque antes nos desviaremos para visitar el Worm Hole (Poll na bPeist en gaélico)  

El “Worm Hole” (Agujero de Gusano), también conocido como “Serpent’s Lear” (La Guarida de la Serpiente) es una piscina natural en el fondo de un acantilado, tallado por la fuerza del océano. 


Ha obtenido mucha popularidad, desde que Red Bull lo ha incluido en sus Series Mundiales de Saltos de Acantilado. Deporte extremo en el que los deportistas se lanzan al agua desde alturas de 27 metros, en la categoría masculina, y de 21, en la femenina. 


Foto www.aranislands.ie

Durante toda nuestra estancia en la isla vemos a un helicóptero que está continuamente acercando material al acantilado necesario para preparar la prueba que se celebrará en 2 semanas. En Inis Mór se inicia el campeonato, que recorrerá 6 países distintos. 


Foto www.aranislands.ie

Acabado el reportaje fotográfico volvemos por nuestros pasos hasta donde hemos aparcado las bicis, 

para continuar hasta el Fuerte y los Acantilados de Dún Aengus. 

El fuerte tiene 3.500 años de antigüedad y fue utilizado durante unos 2.500 años, desde el 1500 a.C. hasta el 1000 aproximadamente. 

Construido con tres líneas de murallas

y situado al borde del acantilado. 

De nuevo en la carretera, tomamos un desvío que recorre la isla por el norte.  

Paramos en el mirador de la colonia de focas, desde donde vemos algunas lejos y en el agua. 

Nos hemos quedado sin visitar Na Seacht dTeampaíll (Siete Iglesias), conjunto de iglesias y otros edificios del siglo VII/VIII dedicado a San Brenán, que fue un gran destino de peregrinación. Actualmente en ruinas. 

Se nos ha hecho tarde y el barco de vuelta no espera. 

Nos vemos en las Montañas  

Rutas por Irlanda

Rutas en MTB

Otras Rutas

Página Principal