Ruta: Acequia del Aceituno, de la Secarta y Castillo de Lanjarón. P.N. de Sierra Nevada

Recorrido:  10,5 km

Tiempo: 04:00

Fecha: Abril 2.017

Bibliografía: Disfrutar por los caminos de Sierra Nevada Vol. 1 de Antonio Muñoz y Jesús Cuartero. Editorial la Serranía. 

Dejamos el coche en la circunvalación de Lanjarón, echando a andar hacia la parte alta del pueblo.  Antes de salirnos del pueblo, veremos señales en el suelo del "Sendero Acequias Aceituno - Secarta” 

Desembocamos en la Acequia del Aceituno que en este tramo va oculta. 

Caminamos por encima de la acequia, 

cruzando distintos “caideros”, que son los ramales que vierten las aguas a los distintos huertos por los que va pasando la acequia. 

La acequia se abre

por una zona escarpada protegida con barandillas. 

Llegamos a un cruce con la senda por donde continua nuestra ruta. No obstante, si seguimos unos metros de frente, llegaremos a la toma de aguas de la Acequia del Aceituno, consistente en una alberca y cascada.  

Volvemos por nuestros pasos hasta el cruce tomando ahora la vereda que asciende hasta la pista del Área Recreativa Huerto de las Monjas. 

Seguiremos un rato por la pista, saliéndonos en una curva y enlazando con un sendero que nos acompañará hasta el área recreativa, 

donde hallamos esta fuente. 

En la ladera de enfrente podemos observar los efectos de los incendios que ha sufrido esta zona de la sierra. 

Unos escalones nos devuelven a la pista, teniendo ahora que remontar el talud esquivando bastante matorral, hasta toparnos con la Acequia de La Secarta que seguimos a la izquierda. 

La acequia se divide, bajando el ramal de la izquierda hacia Lanjarón, 

entre huertos, por los que va repartiendo su agua. Nosotros seguiremos las instrucciones de nuestra guía y dejamos este cruce para continuar de frente en la misma dirección que traíamos.  Quizás nos equivocamos, pues finalizada la ruta pensamos que hubiera sido mejor bajar a Lanjarón por este punto con abundancia de agua y huertos con mucho colorido.

Por el contrario, nuestra ruta irá por una zona más escondida y a ratos por pistas. 

Si vamos bien de tiempo, podemos visitar el museo de la miel por el que pasamos ya muy cerca de Lanjarón. 

Llegamos al pueblo caminando hacia la salida del mismo, para desviarnos hacia la izquierda por el PR-A 345 que desciende a un eucaliptal. 

Nos acercamos hasta el mirador del Salado con vistas al barranco homónimo, al pueblo y al castillo. 

Alcanzamos un área recreativa junto a una presa, donde se puede observar una cascada. 

Aprovechamos para comer algo antes de continuar hacia el castillo.  

       

El castillo de Lanjarón, conocido localmente como Castillo de los moros, es una pequeña fortaleza medieval situada a unos cuatrocientos metros de la localidad.  

Se eleva, dominando el valle del río Lanjarón, al lado del barranco Salado, sobre un promontorio rocoso aislado al sur y debajo de la población; 

de época nazarí y cristiana, (s. XIII y XVI). 

Formado por dos recintos de los que se conservan algunos pequeños paños de la muralla exterior. 

Desde el castillo llegaremos sin problemas a la carretera de circunvalación, siguiéndola hasta nuestro coche.  

Nos vemos en las Montañas

Rutas por Sierra Nevada

Otras Rutas

Página Principal