Ruta:  Ascensión al Pedraforca. Sierra del Cadí. P. N. del Cadí-Moixeró. Prepirineo Catalán

Recorrido: 7 Km.

Tiempo:  5:00 horas sin paradas

Altitud:  2.498 m

Desnivel: 931 m

Fecha :  Julio 2013

Bibliografía: El mundo de los Pirineos. "Las 50 cumbres más bellas" 

Para llegar al Mirador de Gresolet, punto de inicio de la subida, habrá que acercarse hasta el pueblo de Saldes y allí tomar la pista con indicaciones al Refugio de Lluís Estasén.  Junto al mirador nos encontramos un aparcamiento donde dejamos el coche.

Antes de llegar a Saldes se nos presenta una imagen espectacular del Pedraforca.  A la izquierda tenemos el Pollegó inferior y al otro lado del collado el Pollegó superior o Pedraforca.  La subida al primero es más complicada y peligrosa, teniendo que realizar varios pasos aéreos.  Cuando la contemplamos desde la carretera lo primero que se le viene a uno a la cabeza es que ¿cómo demonios se sube ahí?.

Poco antes del parking del mirador, tomamos el PR C-123 que sube hasta el Collado del Verdet, pasando por el refugio de Lluís Estasén.  

Un panel nos muestra todas las rutas existentes en el parque. 

Dejamos el refugio a la derecha, siguiendo las indicaciones del PR, que se internan en el bosque de Gresolet. 

Cruzamos la torrentera de Riambau donde varios bloques de desprendimientos nos cortan el camino. 

El sendero se ve muy transitado, dejando incluso al descubierto las raíces de los pinos que lo flanquean.

Cruzamos otra torrentera,

aunque los barrancos se ven secos, oímos como corre el agua bajo nuestros pies.

Llegamos al cruce de ascensión al Pedraforca por la tartera, nosotros seguimos hacia el Collado de Verdet.

La senda sigue rodeando las paredes septentrionales del macizo de Pedraforca,      

transitando ahora por una bonita cornisa, que rodea un contrafuerte.  

Aunque no hemos visto a nadie, el Pedraforca es una de las montañas más emblemáticas de Cataluña y por tanto una de las más visitadas. 

Al inicio de la ruta se nos avisa del peligro que encierra esta sierra por su característica orografía, recomendándonos precaución con los precipicios y desistir en caso de niebla. 

Llegamos a la base del Canal de Verdet 

Frente a nosotros la empinada subida que nos espera. 

Sigue habiendo marcas de PR.

En la parte alta, la canal se estrecha a la vez que la pendiente se hace más dura. 

Arriba vemos ya el collado, 

aunque todavía nos quedará por superar la parte más complicada, tanto por la pendiente como por la cantidad de piedra suelta. 

En el Coll de Verdet. 

Aquí el camino se une con el que sube desde Gósol por el Collado de Teuler. 

Con un poco de zoom se ve mejor Gósol. 

La senda muy marcada gira ahora hacia la izquierda, 

acercándonos hasta una estrecha canal,

que probablemente será de los pocos o único punto por donde se pueda atacar la cumbre por este lado, sin utilizar técnicas de escalada. 

Trepamos por la roca, que está muy pulida por el paso de los montañeros, 

no quiero ni imaginarme lo complicada que debe ser esta canal con hielo. 

Si somos capaces de seguir las manchas de pintura amarillas, no tendremos muchas complicaciones, pues van marcando el camino más fácil. 

En el punto de mayor pendiente hay un cable/cinta que también ayuda bastante. 

Una trepadita más y ya estamos en la parte superior de la pared. 

 

Ganamos vistas de nuevo al pueblo de Gósol 

y también vemos desde la altura el collado de Verdet, de donde venimos, 

hacia el este vemos toda la cresta y el punto más alto hacia el que nos dirigimos. 

El avanzar por la cresta se convierte en una continua trepada o destrepe 

viéndonos también obligados a rodear todos los salientes con los que nos vamos encontrando. 

El nombre de Pedraforca viene de su silueta en forma de U "pedra" y "forca" (piedra y horquilla en catalán). 

Cerca del punto más alto, el Pollegó Superior, vemos a algunos montañeros que inician la bajada hacia la Enforcadura.

Cruzamos dos cotas secundarias. 

Última trepada antes de alcanzar la cumbre del Pedraforca,

    

el más alto de los dos Pollegons, el denominado Pollegó Superior a 2.498 metros. 

Después de descansar un rato y recrearnos con las vistas, comenzamos la bajada hacia le Enforcadura, vía habitual de descenso del Pedraforca.

La Enforcadura es el gran collado existente entre el Pollegó Superior y el Pollegó Inferior del Pedraforca, es decir la parte más baja de la Horquilla que forman los dos picachos. 

Como el destino es evidente, pasamos un poco de los hitos usando nuestra intuición.

El terreno esta muy descompuesto y la pendiente es acusada.

No es más que el aperitivo de lo que nos espera.

La Enforcadura es bastante ancha.

Desde el collado iniciamos la bajada por la tartera, pedrera en catalán.

Nos vamos deslizando, intentando no resbalar.

En la zona más erosionada, cuesta trabajo mantenerse en pie.

Alcanzamos una zona de menor pendiente en la que la vegetación ayuda a no resbalar.

La bajada resulta larga y pesada.

Llegamos a la zona llana y nos internamos en el bosque, donde seguimos la senda muy trillada que nos llevará hasta el refugio de Lluís Estasén.  De aquí al mirador de Gresolet, donde tenemos el coche hay unos 800 metros.

Flora de la subida al Pedraforca.

Nos vemos en las Montañas  

Rutas por el Pirineo Catalán

Otras Rutas

Página Principal