Ruta:  Subida al Pico Peñagolosa. 

Recorrido:    10,5 Km.

Tiempo:   05:00

Fecha:   Noviembre 2.012

El Peñagolosa, techo de Castellón, es una cumbre fácil y muy asequible.  Iniciamos la subida desde el El Santuario de San Juan Bautista de Peñagolosa y Santa Bárbara, donde dejamos el coche. 

Pasamos junto a la cruz de humilladero de San Juan, 

buscando la pista que sube hasta la explanada que hay en la base del pico, conocida como el Corralico. Nosotros abandonamos la pista a los pocos minutos para tomar un sendero,que sube por el barranco de la Pegunta. 

El barranco de la Pegunta cuenta con una ruta didáctica, señalizada con paneles informativos y balizas, lástima que los paneles no estén traducidos al castellano.  Abundan los pinos carrascos y las encinas, 

aunque también existen otras riquezas botánicas como este cerecillo de Santa Lucía, 

tejos,

acebos

y arces.  Compartimos ruta con Alba, Alberto y Eduardo.

Vadeamos un par de veces el barranco. 

En la parte alta los pinos carrascos son sustituidos por el pino negral y rodeno. 

Llegamos a la confluencia de los dos barrancos que forman el de la Pegunta; el de la Banyadera y el de Forn. 

Continuamos por el de la derecha, el del Forn, 

llegando en poco tiempo al Corralico, 

explanada en la base del Peñagolosa hasta la que se puede acceder en coche por la pista que parte del santuario. Desde aquí a la cumbre la ruta es lineal, pues tendremos que volver hasta el Corralico para enlazar con el camino de vuelta, que  si será diferente al de subida. 

A partir de aquí la senda esta muy marcada 

y tras unos cuantos zig zags alcanzamos la Caseta de l’Ombría, refugio abierto que encontramos en condiciones no muy buenas. 

Seguimos subiendo, dejando el desvío hacia el Portellás a la izquierda. Por aquí se podría acceder a un PR que da la vuelta por la cara sur del Peñagolosa. 

Abajo en un claro vemos el Mas de la Cambreta, cortijo por el que pasa nuestro camino de vuelta. 

Nos topamos con una cabra que nos echa una mirada para luego ignorarnos. 

En la zona alta ha desaparecido el arbolado, encontrándonos sabina rastrera y piornos. 

Un pequeño esfuerzo más 

y alcanzamos la cumbre más oriental a 1.815 metros, en la que hallamos una caseta de vigilancia y un gran vértice geodésico. 

En la plataforma del vértice existe una imagen de la virgen del Lledó, patrona de la ciudad de Castellón 

y una placa que reza:
Penyagolosa gigante de piedra
Tu cima llena de nieve
Penyagolosa, Penyagolosa
En la tempestad, al sol y al viento
Seña bandera del pueblo mío
 

En la cota occidental a 1.813 metros existe una caseta de comunicaciones. Según nos comentaron, por el PR que rodea la cumbre por el norte, hay un acceso al Peñagolosa por el barranco entre las dos cumbres gemelas, equipado con cadenas. 

Tras una larga sesión de fotos en ambas cumbres, 

iniciamos la vuelta, que hacemos por donde mismo. 

Nos cruzamos con mucha gente que sube, 

pasando por la caseta de l’Ombria  

y llegando hasta el Corralico, donde paramos para dar buena cuenta de los bocatas. 

Desde el Corralico, seguimos por la pista, camino del Mas de la Cambreta. 

Antes nos desviaremos unos metros para visitar el nevero de Peñagolosa o de la Cambreta, que aquí se les conoce como neveras. 

Volvemos a la pista, que seguimos hasta el Mas de la Cambreta, 

con su característico fresno. 

Por detrás de la casa accedemos a la bonita  fuente de la Cambreta,

con un abrevadero formado por 3 troncos y una pila. 

De la fuente parte un sendero que va por la Loma del Conill, divisoria entre los barrancos de la Teixera que llevamos a la izquierda y el de la Pegunta por el que hicimos la subida a nuestra derecha. 

La loma esta repoblada por pinos, existiendo tramos de roca caliza sin vegetación,

la bajada por la loma resulta rápida,  

saliendo en poco tiempo al santuario, 

que ahora si visitamos. 

Nos vemos en las Montañas

Rutas por la Comunidad Valenciana

Otras Rutas

Página Principal