Ruta:  Cahorros del Río Chillar, P.N Sierras de Tejeda, Almijara y Alhama

Recorrido:   15 Km.

Tiempo:  07:00

Fecha :   Agosto 2.012

Bibliografía: Blog del Comando Preston  

Para el inicio de la ruta nos llegamos hasta Nerja y buscamos el carril que lleva hasta la cantera, desde donde se puede acceder fácilmente al río. 

La ruta es ideal para los meses de verano, 

pues casi toda la ruta discurre por el cauce del río con el agua por encima de los tobillos; 

y en el que también pasaremos por algunas pozas o cascadas, 

como esta que nos encontramos 

al poco tiempo de echar a andar. 

Poco a poco el río se va estrechando, 

entrando en los famosos Cahorros, 

llegando a tocar ambas paredes con los brazos extendidos. 

Pasamos por una poza donde aprovechamos para darnos un remojón. 

Seguimos subiendo el cauce del río, 

sucediéndose tramos encajonados, 

con otros más abiertos y con bastante vegetación. 

Alcanzamos otra poza 

dándonos otro chapuzón. 

Aunque los Cahorros del Chillar son una ruta enormemente masificada, 

parece mentira que a pesar de ser viernes y de agosto, no nos encontremos con demasiada gente. 

Hemos tenido la suerte de no salir tan temprano como los grupos que llevamos por delante ni tan tarde como los más rezagados. 

Llegamos a otra poza con una bonita cascada, donde ahí si que nos encontramos a mucha gente; el terreno a partir de aquí se complica, por lo que muchos acaban aquí la ruta. Decidimos no parar y continuar hacia la presa. 

Nos salimos del cauce para evitar un tramo de grandes bloques de piedras, 

para más tarde volver de nuevo al río. 

Tras recorrer unos cuantos cientos de metros, llegamos a este rinconcito, 

donde hacemos la parada del almuerzo, 

de los baños  

y de la sesión de fotos. 

Como se ha hecho un poco tarde, decidimos darnos la vuelta poco antes de llegar a la presa. 

Tranquilamente vamos río abajo,  

llegando de nuevo a la poza de la cascada. 

Ahora si que nos metemos debajo, 

y no veas la fuerza que tiene el agua, 

que llega hasta enterrarnos los pies en el suelo. 

Desde aquí aceleramos el ritmo de vuelta, 

parando tan sólo por los cahorros. 

Nos vemos en las Montañas

Rutas Acuáticas

Otras Rutas

Página Principal