Ruta:  Angosturas del Río Guadalmina

Recorrido:   5 Km.

Tiempo:  04:30

Fecha :   Agosto 2.012

La visita de esta temporada al Guadalmina es un poco tardía, estamos casi a finales de agosto, por lo que no sabemos como nos vamos a encontrar el río de agua. Como siempre dejamos el coche junto al parque Torre Leonera.  

Desde aquí volvemos por la carretera hasta la primera bajada que nos encontramos y que nos deja en el lecho del río, a la altura de la poza de las mozas. 

Aquí nos encontramos bastante gente, unos mirando y otro grupo esperando las instrucciones de un par de monitores. 

Aunque la poza no tiene suficiente agua para saltar desde el punto más alto, no tenemos problemas para hacerlo de la zona más cercana a la carretera. 

Pasando por el primer tobogán, quizás de los puntos más complicados de la ruta, por los pocos agarres que tiene. 

No esta mal la cosa, al final nos encontramos más agua de la que esperábamos. 

El ver a los grupos de barranquistas, aumentan nuestras esperanzas de encontrarnos el río en buenas condiciones de agua. 

Nos acompañan Alba y Alberto que viene por primera vez. 

Primer tramo a nado. 

El agua no esta muy fría y como el día es caluroso se agradece, así que ni siquiera sacamos los neoprenos de la mochila.

Acercándonos a las inmediaciones de la “cueva”, 

angostura donde las paredes llegan casi a juntarse, la temperatura baja 

y la luz escasea. 

Esta es sin duda la parte más bella del descenso, 

por lo que la hacemos sin prisa, recreándonos bastante y haciendo muchas fotos. 

Salimos de la Angostura, 

a la que le sigue una sesión de saltos, 

 

justo antes de comenzar otra zona de nado obligatorio. 

Uno de los rincones más fotografiados de la ruta. 

Continuamos por otro corto trayecto a nado, 

al que le sigue otro con el agua por la cintura. 

Justo antes de llegar a la presa, que superamos sin problemas. 

Momento tobogán del día. 

Llegamos al último trecho que hacemos a nado, 

alcanzando la poza de la tubería, donde hacemos nuestra ultima sesión de saltos; a un lado 

y al otro. 

 

Finalmente el río se abre, aprovechando el lugar para comer algo. 

Para la vuelta seguimos el cauce del río, 

abandonándolo por un carril que sale a nuestra izquierda, 

que nos llevará hasta una acequia; 

puente que salva el arroyo del Coscojar. 

Cuando llegamos a la altura de Benahavís  

nos salimos de la acequia para ir en busca de nuestro coche. 

Nos vemos en las Montañas

Rutas Acuáticas

Otras Rutas

Página Principal