Ruta:  Benaoján - Pico de la Ventana, P. N. Sierra de Grazalema. Macizo de Líbar

Recorrido:  15 Km.

Tiempo:  08:00 incluyendo paradas.

Fecha :   Enero 2.012

Bibliografía: Viniendo el Ca´lo pa que más libros.

Pedazo de ruta la que teníamos preparada para hoy, pero como vino el Ca’lo Guerrero, al final salió todavía mejor, pues no hay nadie que conozca al dedillo esta zona como él. Iniciamos la marcha dirigiéndonos hacia la parte alta de Benaoján,  

cruzando la carretera para tomar la senda que sube hacia el Tajo Castillejo. 

Llegamos a un balcón a los pies del tajo; 

atalaya inexpugnable, donde existió un castillo árabe. 

Desde aquí disfrutamos de un mar de nubes sobre el valle del Guadiaro. 

A la derecha nos quedan las Cruces Blancas. 

También vemos el collado por el que pasaremos y hacía el que nos dirigimos. 

De vez en cuando una paradita para observar el paisaje que nos va quedando detrás. 

Llegamos a La Hoya del Toro, zona llana

en la que nos encontramos una era. 

Para alcanzar la parte alta de la sierra de Juan Diego que tenemos enfrente, 

tendremos que rodearla, para lo que nos acercamos a su base.

¿Qué se les habrá perdido?

Avanzamos pegados a esta impresionante pared, siempre siguiendo el estrato por un falso llano

Este tramo es espectacular, 

pero todavía nos queda lo mejor. 

aunque antes tendremos que superar, los últimos escarpes. 

Llegamos a una canal, 

por la que comenzamos a trepar 

Carlos va abriendo camino, Salva le sigue 

y el resto venimos por detrás. 

Conquistado este pequeño saliente, 

nos dirigimos hacia el frente para superar un escalón,  

que nos deja en la zona alta. 

Ponemos rumbo hacia el vértice geodésico, 

pasando antes por esta grieta. 

Reemprendemos la marcha; 

llegando a "La Ventana", grieta que le da nombre al pico. 

 

A nuestras espaldas el Hacho de Montejaque 

y el Tajo de Ronda. 

Últimos metros antes de alcanzar la cumbre. 

Pico de La Ventana a 1.298 metros 

La bajada la hacemos hacia el suroeste. 

Abajo nos quedan los Llanos de Líbar. 

Algunas de las rocas que pisamos, contienen fósiles, como este belemnite.

Avanzamos un poco más por la cresta, 

hasta toparnos con el “pilón largo”; grieta natural usada como pila. 

Ahora si que iniciamos la bajada 

hacia nuestro siguiente hito. 

La era de los cigarrones, que ya divisamos. 

En la era aprovechamos para hacer la parada del almuerzo. 

Reanudamos la marcha en dirección a la cercana cueva Terriza; 

desde las inmediaciones de la cueva tenemos vistas al cortijo de Pitilito y también al paso que vamos a usar para salir hacia Benaoján. 

Perdemos altura, atravesando el llano del Correillo, comido en parte por las retamas, pero que antiguamente se labraba. 

Un último destrepe nos dejará en la cueva de los Alfaques 

que inspeccionamos. 

Finalizada la visita 

continuamos perdiendo altura hasta salir a una pista. 

La seguimos hasta que cerca del paso que vimos desde arriba, nos dejamos caer por la derecha. 

Ganamos vistas aunque no completa a La Ventana y un poco más a la derecha, la canal por la que hemos subido. 

Recorremos la cañada de Juan López, 

que nos llevará hasta la carretera que va a Cortes, a la altura del “mirador del buitre”. 

Hasta ahora hemos transitado por la vereda de Cortes a Benaoján, pero hacemos unos metros por la carretera en dirección Cortes, para tomar la vereda de la estación de Benaoján. Lo primero que nos encontramos es este pequeño chozo, utilizado por los jubilados del pueblo para protegerse de algún chaparrón. 

Ahora andamos por la cañada de Viñas Viejas, 

que pasa por debajo del Tajo de la Dehesa. 

Salimos a un carril,

que abandonamos por el camino del Chorrito. 

Abajo queda la Estación de Benaoján. 

En la piedra La Sangre, 

poco antes de llegar a Benaoján. 

Nos despedimos en el Bar Palma. 

Nos vemos en las Montañas

Rutas por la Sierra de Grazalema

Otras Rutas

Página Principal