Ruta: Descenso del Río Hozgarganta.  Del puente de las Cañillas a Jimena de la Frontera

Fecha :   18 de junio de 2011

Recorrido:   14 Km.

Tiempo: 09:15 horas,

Bibliografía: No existe

Estamos en Junio y hace calor para patear los montes , así que seguimos con las rutas acuáticas. Al final fuimos once, grupo no muy numeroso pero ideal para esta compleja e inédita ruta .
El coordinador es el gran Rafafló , nuestro presidente que aquí aparece acompañado de otro de los grandes de Pasos Largos, Juani “Comandante Preston”

En unos cuantos coches nos dirigimos hasta el puente de las Cañillas , aparcando en la explanada bajo unos sauces

Desde aquí con los neoprenos cortos (el que lo lleva) y los botes estancos bien cerrados, accedemos al río por debajo del citado puente .

Es una primera toma de contacto con el agua; no llevamos ni 50 metros cuando nos comienza a cubrir .  Aunque no está muy fría, casi no nos ha dado tiempo a aclimatarnos

Ya no hacemos pie, así que a nadar toca

Perdí la cuenta de todas las pozas que hubo que atravesar nadando por la gran cantidad de agua que lleva el Hozgarganta

Los tramos donde el agua no cubría mucho, también resultaban complicados ,

por el gran número de piedras que teníamos que esquivar. Además, entre el agua que estaba un poco turbia y que nosotros removíamos el fondo, no te dabas cuenta de los pedruscos hasta que te avisaba tu rodilla o espinilla .

De vez en cuando progresamos por fuera del cauce

aunque no tardamos mucho en tener que volver al agua .

Estamos en el llamado Charco del Fraile, donde el río se bifurca

volviendo a unirse en pocos metros, con el consiguiente aumento de caudal

En la orilla vemos a una cría de pájaro carpintero que debe haberse caído del nido

Avanzamos lentamente, alternando algún que otro tramo corto por fuera del cauce ,

aunque la mayor parte del tiempo estamos en contacto con el agua

Una paradita, que le sirve a Salva para exprimir sus calcetines….Si es que no hay nada más incómodo que andar con los calcetines mojados

Las adelfas que comienzan a ser más numerosas nos acompañarán hasta Jimena

Rodeamos este peñón en medio del rio ,

aquí lo vemos por el otro lado

El terreno es muy incómodo, lo que nos hace avanzar lentamente

Una paradita de reagrupamiento; ahora es Rafafló el que le quita el exceso de agua a la bota  

aunque no tardará mucho en recuperarla  

Se suceden rincones muy bellos, poco o nada frecuentados

Salvador, el "Tsunami del Hozgarganta" el que más disfrutó saltando de todas las rocas con las que se tropezó

Clara y Bernardo de Ubrique, progresando por el río

Como no vamos muy bien de tiempo, cada vez que encontramos un tramo sin agua, intentamos acelerar el ritmo, aunque no resulta fácil

Otra poza más y ya van tropecientas

que “jartura” de agua ,

sin embargo cuando llevamos un rato saltando de piedra en piedra

estamos locos por volver al cauce

Nadamos de espalda a braza, crol… .

pero si hay algo en lo que estamos todos de acuerdo, es que el mejor estilo es el de Eduardo , que cuando avanzaba no había obstáculo que lo detuviera, bueno las rocas si .

 

Paradita para una sesión de saltos, aquí vemos a Salva

Manuela

Otra vez Salva conmigo


Foto Rafafló

Bernardo

Juani , con un gran estilo

y Paco Leal

Después de los saltos, para variar otros largos

avanzando un poco más

hasta encontrar una buena zona para comer

Tras el almuerzo viene la parte más complicada del día , un caos de rocas de gran tamaño

que dificultan mucho la marcha ,

como mejor podemos las vamos sorteando

incluso metiéndonos por alguna que otra gatera

Hacemos varias paradas para reagruparnos, pues es complicado ir juntos y cada cual elige con que rocas pelearse

Transitamos por los rincones más bonitos de la jornada

Más saltos

a los que ahora se nos une Teresa

Entre las siguientes fotos estamos el grupo al completo

Llevamos ya unas cuantas horas y seguimos con lo mismo, nadando

esquivando rocas

y saltando

Por fin se acaba el caos de rocas y ahora viene el caos de adelfas

Este es el tramo más largo que hicimos con agua, aunque se nos ve andando, el agua nos llego a cubrir y tuvimos que nadar un buen trecho

hasta que llegamos a un claro en la orilla

por debajo del sendero SL-A-114. Aquí vemos a Salvador dándole las gracias al poste que nos devuelve a la civilización.

 

Cruzamos el río por un puente a base de bloques de hormigón

ganando altura por la ladera derecha

todavía hay quien no se ha cansado de agua y seguimos unos metros más

para reunirnos con el grupo unos metros más adelante

Atravesamos una finca

para inmediatamente vadear el rio por otro puente de bloques de hormigón

Tomamos el sendero que lleva al camping, con la imagen de la torre del castillo de Jimena a nuestra derecha

Hay un tramo empedrado muy bonito

Últimos metros antes de llegar al camping “Los Alcornocales” ,

donde nos tomamos unas bien merecidas cervezas ,

mientras esperamos la grúa para el coche de Eduardo , que ha perdido las llaves en alguna poza del río

Aunque en las fotos se nos vea disfrutando como niños con los saltos y nadando.  Hay que puntualizar que la ruta es muy dura, que es difícil encontrar algún punto de fuga y que además de saber nadar hay que tener mucho fondo en natación porque los tramos de nado son largos y agotadores.  Por otro lado, el progresar por las rocas es también penoso, por lo que habrá que estar bien acostumbrado a desenvolverse por estos terrenos.  Por supuesto que esta ruta esta prohibida para hacerla con niños.

Nos vemos en las Montañas

Rutas Acuáticas

Otras Rutas

Página Principal