Ruta:  Valle e Ibones de Remuñe.   Valle de Benasque.  Pirineo Aragonés

Recorrido: 11,5 Km.

Tiempo :  4:00 horas

Bibliografía: Guía del Valle de Benasque, de Rafael Vidaller Fricas. 
                      Editorial Pirineo.

Valle que ya visitamos allá por Julio de 1996, con la diferencia que ahora lo encontramos en época de deshielo.  Sin lugar a dudas uno de los más bonitos de todo el Valle de Benasque

 Unos 200 metros antes de acabar la carretera general del valle de Benasque.  Un cartel nos indica el inicio de la ruta.  Rápidamente comenzamos a ganar altura por un bosque de pino negro

Salimos al valle, continuando siempre por el lado derecho, según subimos y con vistas a la Forca de Remuñe

El valle no es muy grande, pero si de los más bonitos

Llegamos a un rellano, la Plleta de Capellans

tras la cual el sendero continúa subiendo.  Varias veces oímos un silbido muy agudo y fuerte que nos hace mirar hacia el cielo, en busca de algún ave, pero no vemos nada

Así que seguimos nuestro camino, siempre con la Forca de Remuñe al fondo

Nos topamos con un par de barrancos

que sorteamos como podemos

Sólo nos queda superar una especie de balcón natural

para hallarnos en la Plleta de Remuñe a 2.160 metros de altura

vemos los primeros neveros

Se supone que ahora tendríamos que cruzar al otro lado del río por un puente de madera, pero se lo ha llevado la fuerza del agua

Intentamos buscar una zona para cruzar, pero el valle se encajona y el agua baja con fuerza

Así que nos acercamos al ibonet de Remuñe que tenemos a nuestra derecha

antes de bajar hacia otro puente

que habíamos visto al subir

Aunque perdemos bastante altura, tampoco presenta mayor problema porque la ruta es corta

Llegados al puente lo cruzamos

y nos dirigimos hacia el barranco por donde desagua uno de los ibones de Remuñe

Continuamos barranco arriba, por un caos de rocas

suavizándose en la parte alta

. . . poco antes de alcanzar el más grande de los Ibones de Remuñe a 2.160 metros

El sitio es precioso

Seguidamente subimos hasta un collado cercano

mejorando las vistas del ibón al que el deshielo le da un aspecto de piezas de puzzle

Para la bajada nos vamos de nuevo hacia el barranco

por donde perdemos altura rápidamente

durante la bajada nos sobresalta de nuevo el silbido pero descubrimos que el “bicho” que lo provoca no es ningún ave, sino una marmota que utilizan los silbidos para avisarse unas a otras de la presencia de peligro

Cruzamos de nuevo el puente que el agua ha desplazado además de correr por encima.  Probablemente no aguantará otra primavera

Una vez al otro lado tan sólo tenemos que seguir el sendero de la mañana

Vemos varias marmotas más es fácil verlas, tan sólo hay que mirar al suelo y no al cielo     

De nuevo en el bosquecillo de pino negro, sólo nos queda bajar hasta la carretera, donde  damos por concluida la ruta de hoy

Nos vemos en las Montañas

Rutas por el Pirineo Aragonés

Otras Rutas

Página Principal