Ruta: Casa Forestal Prado Grande – A. R. Fuente Palo - Acequia del Almiar – Atalaya - Centro Budista, P.N. Sierra Nevada

Recorrido: 15 km

Tiempo: 5:15

Fecha: Diciembre 2.019

Para el inicio de la ruta, nos llegaremos con el coche hasta la casa forestal de Prado Grande, a la que se accede desde el carril que parte frente a la ermita del Padre Eterno en la A-4132 entre los términos municipales de Soportújar y Pampaneira.

El carril coincide con el del centro budista O Sel Ling, aunque dejaremos a la derecha el cruce que lleva hasta el centro de retiro, continuando de frente hasta la casa forestal. 

Seguimos el sendero Puente Palo PR-A-22, que en un principio discurre por el carril. 

A un kilómetro aproximadamente, a la altura de una curva bastante pronunciada donde el carril comienza a ascender, continuamos de frente, ahora ya por sendero. Pasamos junto al vivero de Montechico, antiguo vivero de donde se obtenían los árboles para la repoblación forestal de la comarca, hoy reconvertido en arboreto de las variedades andaluzas del castaño. 

Recorremos un bosque con bonitos ejemplares de encinas y robles. 

A nuestra izquierda el barranco de Río Chico; 

desde un claro del bosque, logramos ver el valle. 

Desembocamos en el carril que viene de Cáñar y pasa por el área recreativa de Puente Palo, hacia donde nos dirigimos, siguiéndolo a la izquierda. 

Retomamos la marcha, volviendo por el carril que nos ha traído hasta aquí y tomando un desvío a la izquierda. Al poco tiempo, nos saldremos para iniciar el tramo más espectacular de la ruta,  

la “Acequia del Almiar”. 

El sendero transcurre junto a la acequia, 

rodeado de un precioso bosque de robles.  

Pasamos por la balsa del Almiar, 

para continuar disfrutando de los robles melojos. 

La próxima vez vendremos un poco antes para encontrarnos el bosque con los colores del otoño, aunque la alfombra de hojas le da un toque extraordinario. 

Finalizada la acequia, enlazamos con el sendero del Sulayr, dirigiéndonos ahora hacia la Atalaya de Soportújar (1.690 m).

Muy cerquita se encuentra la caseta de vigilancia, desde donde tenemos unas inmejorables vistas del valle del Poqueira, 

donde aparecen escalonados los tres pueblos que lo forman, Capileira, Bubión y Pampaneira. 

Desde la caseta iniciamos el descenso, atravesando un pequeño bosque, 

para llegar hasta una zona llana, perteneciente al centro de retiro espiritual de filosofía budista O Sel Ling (lugar de la luz clara). 

Lo primero que nos encontramos al otro lado del prado, es la imagen de la Tara Verde (la madre de todos los budas), situada en medio de un estanque. 

Desde el estanque seguimos un sendero que recorre las instalaciones. Aunque se puede caminar por el exterior del centro, no existen vallas que lo impida, existe un horario de visita de 15:30 a 18:00, por lo que no resulta complicado ajustar el horario de paso al de visita como hicimos nosotros y por supuesto respetando el silencio y la paz que se respira.  

Lo siguiente que nos encontramos es el Buda de la Medicina. 

Más abajo vemos la Estupa de O Sel Ling 

Seguidamente pasamos junto a la Rueda de las Oraciones, que según se lee en un cartel informativo, contiene 165 mil billones de mantras y hacerla girar una vez, es como si se hubieran recitado. 

Llegamos a la entrada al recinto, en nuestro caso salida, donde hay otras ruedas más pequeñas. 

Seguimos el carril, saliéndonos en una curva por una senda que atraviesa un barranco cercano, 

desembocando de nuevo en el carril.

Sólo nos quedará seguirlo hasta nuestro coche. 

Nos vemos en las Montañas  

Rutas en Picobarro por el P. N. Sierra Nevada  

Página principal