Ruta: Circo y Cascada de Gavarnie, Hautes-Pyrénées, Parc Nacional des Pyrénées, Francia.

Recorrido: 12,5 km

Tiempo: 5:00

Desnivel +: 580 m

Fecha: Julio 2.019

Sin lugar a dudas se trata de una de las rutas más populares y por tanto masificadas de los Altos Pirineos franceses. Para llegar al punto de partida, tomaremos la D-921 desde Luz Saint Sauveur que tras pasar por Gédre, nos llevará hasta Gavarnie. Si llegamos temprano, podremos aparcar en alguno de los parkings de la población (5 euros, agosto 2019). A partir de las 11 cierran el tráfico, por lo que deberemos dejar el coche en un gran aparcamiento que hay a la entrada. Como somos madrugadores, no tenemos problemas en dejar nuestro coche en el último y por tanto más cerca de la salida sur del pueblo. A la vuelta, ya pasearemos por su calle principal, llena de tiendas y restaurantes para turistas.  

Echamos a andar por la carretera que continúa asfaltada un rato, con el río a nuestra derecha. Desde el mismo pueblo distinguimos la cascada. 

El camino hasta el Hotel du Cirque et des Cascades, situado frente al Circo de Gavarnie y la Cascada, es muy ancho y con poco desnivel, por lo que son muchos lo que se deciden a realizar la ruta. Nosotros optamos por una ruta alternativa, para la ida, que se sale del camino oficial tan transitado. Al poco de pasar un puente, nos desviamos a la izquierda, siguiendo las señales hacia el Refugio de Espuguettes y Pailha. 

Nos internamos en un bosque, por donde iremos ganando altura por una senda zigzagueante. 

Dejamos el sendero que sube hacia el refugio de Espugettes, siguiendo hacia el de Pailha. 


                                                                                                                                     Refugio de Pailha

La senda rodea la ladera del monte, 

con tramos aéreos, sin dificultad, aunque quizás no aptos para personas con vértigo. 

Abajo en el valle distinguimos la población de Gavarnie. 

y a nuestros pies el río y la pista, con bastante gente caminando. 

Más allá del río vemos un sendero muy marcado que viene pintado en el mapa, que no debe ser mala opción para la vuelta y de camino evitamos la pista del camino oficial. 

El recorrido es muy bonito, nos recuerda a las fajas de Ordesa, aunque menos espectacular. 

Pasamos por una zona húmeda donde habita la grasilla o atrapamoscas de hojas largas, Pinguicula longifolia, especie endémica del Pirineo. 

Comenzamos a perder altura, 

llegando a un arroyo que cruzamos, 

para continuar descendiendo hacia el Hotel – Restaurante del Circo de Gavarnie, cuyo edificio vemos más abajo. 

Hasta el hotel llega muchísima gente, a pie o en burro, que se alquilan en Gavarnie. 

A partir de aquí el terreno se hace más agreste, por lo que ya son menos los que se aventuran a seguir más allá de un mirador con buenas vistas a la cascada. 

El camino es evidente, pues nos limitaremos a acercarnos hasta los pies de la cascada. 

A medida que nos acercamos el ruido nos envuelve y comenzamos a salpicarnos 

     

Se trata de la cascada más alta de Francia, con 423 metros. 

     

Lo que venía siendo una pequeña lluvia, se convierte conforme nos acercamos en fuerte chaparrón 

  

A pesar de las chaquetas, nos ponemos los pantalones chorreando,

   

tampoco importa mucho, pues el día es muy caluroso, así que seguro que nos secaremos rápido una vez que salgamos de nuevo al sol. 

   

Iniciamos la vuelta hacia el hotel del Circo de Gavarnie

   

Poco antes vemos la Pasarela del Circo de Gavarnie, en el río Gave de Gavarnie.  Al otro lado mucha gente aprovecha la sombra de algún árbol para comer. 

En un principio tomamos la pista que llega al hotel desde Gavarnie, pero al poco tiempo, cogemos un sendero que acaba bajando al río, 

con ayuda de unas cadenas. 

Pasamos al otro lado por un pequeño puente. 

Alternamos zonas de praderas 

con otras por donde corren muchos arroyitos.  

Pasamos junto al Plateau de la Courade, lugar privilegiado, a 30 minutos del pueblo, en el corazón del Circo de Gavarnie, 

donde se celebra al aire libre el Festival de Gavarnie con más de 30 años de antigüedad.  

El sendero acaba enlazando con la pista a la altura del Pont de Nadau.  Hasta aquí hemos hecho el recorrido practicamente sólos.

Antes de coger el coche, nos damos un paseo por sus calles y visitamos la iglesia 

de Notre Dame du Bon Port (s. XIV) 

Nos vemos en las Montañas  

Rutas en Picobarro por los Pirineos

Página principal

 

Temporada 2017-2018

Temporada 2016-2017

 

Temporada 2015-2016

Temporada 2014-2015

 

Temporadas anteriores