Ruta:  Pelayo - Llanos del Juncal - Canuto del Guadalmesí - El Bujeo. P. N. de los Alcornocales.

Recorrido:   15 Km

Tiempo: 06:00

Fecha: Febrero 2.014

Bibliografía: Parque Natural de los Alcornocales. Guía del excursionista. Editorial la Serranía, de Antonio Joaquín Sánchez Sánchez

La ruta la iniciamos en Pelayo, núcleo de población de Algeciras, a 7 kilómetros de esta y a 14 de Tarifa. La barriada se encuentra dividida en dos por la carretera nacional. Nosotros aparcamos en la mitad que se encuentra dentro del P. N. de los Alcornocales, junto al restaurante "Las Piedras". Por la zona alta nos encontramos una portilla, seguimos un sendero

y nos introducimos en la garganta de Marchenilla, por donde iremos ganando altura.  

Nos rodean alcornoques, quejigos y mucho brezo. 

Salimos a una pista que abandonaremos por otro sendero un poco más adelante.

Atravesamos un alcornocal bastante denso, aunque los árboles no tienen gran porte;

terminamos saliendo al Puerto de la Higuera, continuando por un cortafuegos que sube a la Sierra de Luna.

A medida que ganamos altura, mejoramos las vistas a la Bahía de Algeciras y a la costa del norte de Marruecos, si bien las nubes que no paran de llegar desde el estrecho nos impiden disfrutar en su totalidad de las vistas.

Vemos quejigos que no levantan dos palmos del suelo con numerosas agallas. 

Lo primero que nos encontramos arriba son unas instalaciones de telecomunicaciones. 

Tras cruzar una portilla, accedemos a una pista forestal que divide la Sierra de Luna en dos y sirve de linde municipal entre Algeciras y Tarifa.

Playa de los Lances en Tarifa 

y Peñón de Gibraltar. 

Como el carril es muy monótono, para darle un poco de emoción nos acercamos hasta el nacimiento del Río de la Miel, 

Este lugar nos lo enseñó el amigo Severo hace unos años. 

El Río de la Miel nace en la falda oriental de la Sierra de Luna 

y se encuentra oculto bajo un bosque en galería de laurisilva que aquí se conocen como “canutos”, custodiado por un ejercito de zarzas, 

que complican bastante la aproximación. 

Conseguimos llegar hasta una gran roca, bajo la que brota el agua. 

Para retornar a la pista damos un rodeo mayor intentando esquivar al máximo posible las zarzas. 

    

Salimos de nuevo al carril por una gatera, prácticamente camuflada por la vegetación. 

Continuamos hacia los Llanos del Juncal, donde en épocas de lluvia existe una pequeña laguna donde se origina el Río Guadalmesí, tras recoger el agua de varios arroyuelos. 

El río cruza la pista, para internarse en un bosque de ribera o canuto, 

    

uno de los más bellos del parque natural.  

Guadalmesí proviene del árabe y significa río de las mujeres. 

Las nubes que vienen del estrecho son frenadas por la sierra y aportan mucha humedad, 

    

creando un hábitat propicio para los helechos, que son abundantes. 

Los troncos están cubiertos de unos líquenes verdosos que cuelgan conocidos como “barbas de fraile” 

Salimos al carril que sube al Tajo de la Corza.  Nosotros lo cruzamos y buscamos la continuación del sendero que está algo escondido y que encontramos junto a este grandioso ejemplar de alcornoque. 

    

Avanzamos junto al cauce del río Guadalmesí 

que cruzamos varias veces. 

Por aquí el sendero está señalizado con balizas 

    

    

discurriendo por un alcornocal con ejemplares de gran porte y belleza.  

Pasamos junto a algunas pozas.

Quejigo cercano al final. 

El sendero enlaza con el carril que llevamos a nuestra izquierda que viene del área recreativa de El Bujeo, hacia donde nos dirigimos. Una vez allí la rodeamos por la izquierda para enlazar con un camino de herradura que nos llevará hasta Pelayo sin pisar la carretera nacional.  

Mano y Bola, escultura de Todd Slaughter en la Sierra del Cabrito que escenifica la solidaridad de Europa con África. 

Nos vemos en las Montañas  

Rutas en Picobarro por el P. N. de los Alcornocales

Página principal

 

Temporada 2012-2013

Temporada 2011-2012

 

Temporada 2010-2011

Temporada 2009-2010

 

Temporadas anteriores