Tras tener que suspender a última hora del viernes la subida a la Maroma por el peligro de encontrarnos
 placas de hielo en las carreteras   La mañana del sábado amaneció sin nubes y lo mismo ocurría en la
Sierra de Grazalema, según lo que veíamos desde casa   Como no habíamos deshecho la mochila,
en media hora íbamos camino de la sierra, estudiando las rutas posibles para el día.  La experiencia nos
dice que el Puerto del Boyar y la zona de Grazalema suele colapsarse con la visita de cientos de
visitantes deseosos de ver y tocar nieve así que optamos por dirigirnos a Benaocaz y subir al
Navazo por su cara norte

Una vez en la parte alta de Benaocaz, comenzamos la subida con la vista puesta en el collado que
nos deja a los pies de la Sierra del Caillo, rodeando unos corrales de cabras por una bonita zona
empedrada

Pasado el collado, comenzamos a pisar nieve,

el manto blanco le da una imagen muy distinta de la que recordamos de esta sierra

Poco antes de subir hacia la cumbre, nos acercamos a la sima cercana

Desde aquí, a “jierro parriba”.  No hay nada más gratificante que hacer cumbre pisando por
nieve vírgen

En la cima (1,395 m) y por la otra ladera hay poca nieve

Tampoco por las caras sur de la Sierra del Pinar y del Endrinal

Comienza a soplar un poco de viento y el frío es intenso, así que emprendemos la bajada hacia un
llano que hay pasando el Navazo

En este llano nos encontramos con otro sendero, que

tras cruzar por un collado, nos dejaría en Villaluenga

Nosotros seguimos en dirección contraria, atravesando un pequeño bosque

que con una mayor cantidad de nieve

nos llevará en continua bajada a un segundo llano que tras cruzarlo por el collado que vemos al
frente, nos deja en un cruce de caminos

 El de la derecha baja a Villaluenga, pero este no es nuestro destino, así que siguiendo el mapa
descargado en el gps, nos encaminamos hacia el que parece único punto de paso, en busca de
una portilla

 Mientras subimos. Las vistas son asombrosas

de toda la Sierra del Caíllo

Cruzada la portilla nos adentramos por un lugar muy nevado y desconocido para nosotros

que esconde rincones como este

o este otro, al fondo vemos la Sierra de la Silla

Sin darnos cuenta, llegamos a la Casa del Dornajo, punto estratégico en el centro geográfico
de la Sierra del Endrinal, desde donde bajaremos hacia Benaocaz

por supuesto antes hay que hacer la parada obligada en su fuente

Otra vez nos vemos inmersos en estas estampas de invierno

siempre con el Navazo al fondo

 Cercanos al Arroyo Pajarito, entre la nieve, despuntan unos lirios que ……..sin comentarios

Hasta la próxima

Temporada 2006-2007

Página Principal